Hermanos Lilia, David y Walter Paredes cada vez más implicados

Abriendo puertas. La primera dama Lilia Paredes Navarro tenía conocimiento de las actividades de su hermana Yenifer Paredes Navarro con Hugo Espino Lucana, a quien le permitió acceso a Palacio de Gobierno poco antes de que este ganara dos licitaciones en un par de meses por 6,9 millones de soles.

Fue la primera dama Lilia Paredes Navarro quien franqueó el acceso a Palacio de Gobierno al empresario Hugo Espino Lucana, el 8 de agosto del 2021, sabiendo que era un contratista del Estado. Lo conocía por la estrecha amistad que mantiene con su hermana Yenifer Paredes Navarro, al menos desde 2019, cuando ambos prestaban servicios a la Municipalidad de Anguía, durante la gestión del alcalde Nenil Medina Guerrero.

Un poco más de un año después de que visitó por primera vez a la esposa del presidente Pedro Castillo, Hugo Espino ha sido detenido junto con Yenifer Paredes y Nenil Medina. El Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder les atribuye pertenecer a una organización criminal que fraguó licitaciones de obras públicas.

Luego del primer ingreso a Palacio de Gobierno por autorización de Lilia Paredes, Hugo Espino entró otras cuatro ocasiones más, supuestamente para reunirse con su amiga Yenifer Paredes. Para las autoridades, en estos encuentros Espino y Paredes coordinaron para aprovecharse de licitaciones públicas.

Hugo Espino no había tenido mucha suerte con sus constructoras, hasta que Pedro Castillo ganó las elecciones presidenciales, a quien tenía acceso directo por su relación de amistad con la cuñada Yenifer Paredes, que vivía en Palacio de Gobierno. Antes del régimen de Castillo, Hugo Espino solo había conseguido dos consultorías por 46 mil 350 soles. No había logrado ninguna obra pública.

Esto explica por qué, a los pocos días de asumir Pedro Castillo la jefatura del Estado, un apresurado Hugo Espino visitó Palacio de Gobierno: el 8 y 31 de agosto, el 3 de setiembre, y el 6 y 18 de octubre del 2021.

Estas fechas son asombrosamente cercanas a las dos licitaciones que ganaron las constructoras de Hugo Espino y a las transferencias de 90 mil soles que hicieron los hermanos de Yenifer Paredes Navarro, David y Walter Paredes Navarro

En efecto, el 16 de setiembre del 2021, la empresa de Hugo Espino, JJM Espino Ingeniería & Construcción, ganó en consorcio un contrato en la provincia de Cajatambo, Lima, por 3,8 millones de soles.

Luego de unos días, el 6 de octubre del 2021, el cuñado del presidente Walter Paredes depositó 20 mil soles a Anggi Espino Lucana, hermana de Hugo Espino, que había ganado la licitación en Cajatambo. Dos semanas después, otro cuñado del jefe del Estado entregó 70 mil soles a Hugo Espino, supuestamente bajo la modalidad de “préstamo”, el 26 de octubre del 2021.

Casi un mes después, el 25 de noviembre del 2021, la empresa de fachada de Hugo Espino, Destcon Ingenieros & Arquitectos, inscrita a nombre de su hermana Anggi Espino, ganó una licitación de su amigo y alcalde de Anguía, Nenil Medina, por 3 millones de soles.

En solo dos meses, Hugo Espino Lucana consiguió dos contratos por 6 millones 974 mil 324 soles en 2021. Un extraordinario salto, si se tiene en cuenta que en dos años anteriores, 2019 y 2020, solo había facturado 46 mil 350 soles. Pero, claro, con la ayuda de la familia presidencial, según la imputación del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder.

Y planeaban captar más licitaciones de Anguía y otros distritos de la provincia de Chota, como Chadín. Justamente, el 16 de setiembre del 2021 -en el mismo periodo en el que Hugo Espino visitaba Palacio de Gobierno-, el empresario y su entonces empleada se presentaron en la comunidad de La Succha, en el distrito de Chadín. Ambos vestían chalecos de JJM Espino Ingeniería & Construcción, lo que despeja toda duda sobre la intención de ambos amigos.